sábado, 3 de noviembre de 2007

La importancia del azar.

Fue un día normal, uno como cualquier otro, no había nada diferente, ni nada que hiciera pensar que pasaría algo y que ya nada volvería a ser lo mismo….

Al salir de la facultad fuimos a tomar unas cañas. Entre una y otra, lo de siempre, exámenes, mercadeo de apuntes, cotilleos y risas. Todo como siempre. Pero ese día no fue igual. Entró él. No iba solo, pero vino directo a nuestra mesa, se sentó y, aunque ya llevaba unas copillas, monopolizó la conversación. Yo era la única que no le conocía, ni siquiera me había enterado de que las demás sí sabían quién era, así que como ya era tarde y había que estudiar, sin más, me fui.
En realidad no le di ninguna importancia, en principio no la merecía. En principio…

Todo cambió dos o tres días después. Apareció de nuevo. Esta vez llegó antes y pudimos hablar. Hablamos mucho y nos reímos más. Desde entonces no dejamos de “coincidir por casualidad”. Las cañas se alargaban hasta altas horas casi a diario, hablábamos sin parar, me hacía reír, era muy guapo, pero sobre todo, era interesante, muy interesante….. Era perfecto. Una de esas noches, después de una fiesta, me sorprendió, me asustó…. Te quiero, dijo él.

Yo también lo quería, pero no se lo dije. Lo quería desde la segunda vez que lo vi, pero él no lo sabía, o eso pensaba yo. No era el momento. Llevaba muy poco tiempo sola y feliz, estaba empezando a disfrutar otra vez de mí, de mi vida, me daba miedo comenzar de nuevo….. En realidad esto no eran más que excusas, y es que no deseaba nada con más fuerza que estar con él, verlo cada día, nuestras conversaciones hasta la madrugada, nuestra risa….

De un día para otro, él arregló su vida, yo aparté mis miedos y nos decidimos a disfrutar, a ser felices, a vivir todo aquello que piensas que no existe. Tres años después nos hemos casado y todo sigue igual, o incluso mejor. Con lo que, resulta que aquello que dicen nuestras madres y abuelas de “donde menos te lo esperes y cuando no lo busques…” es cierto.

Lo que nunca he podido dejar de pensar es ¿qué parte de culpa tuvo el destino en que nos conociéramos? ¿Existe el destino? ¿O es el azar el responsable de gran parte de lo que nos pasa? ¿Estaba escrito y nunca hubiésemos podido hacer nada para evitarlo o fue casualidad?....

En cualquier caso, bendita casualidad, destino o azar!

23 comentarios:

damitreparole dijo...

Bufff, otra vez difícil. No sé si es destino o no. Lo único que sí he podido comprobar es que la vida da las vueltas que tiene que dar y nos pone a cada uno en su sitio. Pero solo lo he comprobado en las relaciones interpersonales a nivel de amistad o laboral. En cuanto al amor, no lo sé. Siempre me dicen que nada pasa por casualidad, que todo tiene un fin, pero a mi vida sentimental no se lo encuentro. Primero, ¿por qué Marco tuvo que salir de mi camino, cuando nos adorábamos? ¿por qué no siguió madurando igual que yo? ¿ por qué tuve que pasar el infierno que pasé con R1?
Sobretodo, ésta última cuestión. Nadie merece pasar por lo que pasé. Recuerdo momentos de tanta ansiedad, que llegué a pensar que morirse no sería tan mala opción, con tal de dejar de sentir esa sensación de pánico. ¿que finalidad tuvo ese infierno durante 4 años? No hay día que no agradezca a todas las personas que me ayudaron a salir de ahí, como dice la canción de maná, "cuando no creía en nada volví a creer" Especialmente a tí, mi uki. Tú me salvaste ese dia que te llamé a las doce de la mañana, escondida en el cuarto de broncoscopia, con la maleta hecha en el maletero de mi coche y el billete de avión para oviedo con salida a las 14:00h... " Sara, no quiero ir. ¿tengo que ir? tiene el mir en un mes" respuesta: "Claro que no tienes que ir, no se lo merece". En serio, en ese momento, cambió mi vida. Empezaba un camino casi igual de difícil, pero hacia mi felicidad. Gracias.
Bueno, en cuanto a cosas alegres, también es curiosa mi historia. Con 18 años, salí unos carnavales todos los dias con Eva. ella se quedaba en casa de su prima Yaiza y salíamos con su hermano mayor, Ruymán. Un dia, Eva me dijo que yo le gustaba. Yo no me lo creí xq Ruymi nunca me habia tirado los tejos (o yo no me había dado cuenta, casi no habíamos hablado). Esa noche, domingo de carnaval, sí estuvimos más cerca y como éramos muy tímidos, mientras caminábamos todos en fila... Se da la vuelta Yaiza y dice " ustedes! que se den un beso, ya!" nosotros nos reimos, nos dimos un beso en el cachete y seguimos." entonces Eva, nos para y nos dice, " en la boca!" y entonces no nos separamos más... él se fue a Madrid y me llamó un dia. Yo nunca le devolví la llamada, ya ves tú, tan críos y separados, no pensé que hubiera ningún futuro, pero siempre le recordé con mucho cariño. Él dice, que no pudo dejar de pensar en mí durante meses y que no me perdonó que pasase de él. Yo creo que fue mejor así.
10 años después, me lo encuentro en casa de Eva, en Dublín y me da un vuelco el corazón... y hasta ahora... ¿Azar o destino?

zanzara dijo...

A mi no me tienes que agradecer NADA, Gá, yo sólo hice lo que tenía que hacer, lo que sentía que era lo mejor para ti y lo volvería a hacer en cualquier momento y a cualquier hora. Exactamente igual que lo has hecho tú, que estabas cuando todos se fueron. Sabes, yo también he sentido esa ansiedad que casi no te deja ni respirar y tú fuiste casi la única que me tendió la mano.. Garcias!

Para todo lo demás no tengo respuestas. Aunque yo no me refiero a las cosas malas que nos han pasado, a buscarle respuesta, ese es otro tema que daría para varios blogs. Me refiero a las cosas como lo que he escrito. Conoces a alguien y resulta que es el hombre de tu vida, pero he aquí la cuestión, lo conoces por casualidad o porque era "tu destino"... A ver, si es el destino no hay nada que podamos hacer para evitarlo, pues hagas lo que hagas está escrito y te pasará. Pero si es por casualidad, te puede pasar o no, quiero decir, que justo ese día yo fui a tomar algo, y justo ese día él tb fue y nos conocimos. Yo no iba con las niñas siempre a tomar una caña después de las clases, pero ese día sí... Y zaas! ese día tb fue él! Además, si lo hubiese conocido, por ejemplo, 6 meses antes, pues quizá ahora no estaríamos juntos, con lo que tb nos conocimos en un momento perfecto... Esta será una eterna pregunta sin respuesta... ¿Azar o destino?

Eva dijo...

Ohhh, pues yo no se si las cosas que ocurren a veces son por azar o destino, pero si es cierto que a veces uno está seguro de ciertas cosas, yo en el amor, no me entero, soy muy burra, si existe tanto azar como destino, a mi no me dieron el manual y estoy perdida. Pero si encuentro virtuosidades y curiosidades del destino en algunas cosas. Yo se que en donde estoy ahora, sabía que acabaría antes de que ocurriese, y a veces me pregunto, si estoy aqui por algo más, si solo es de paso o para quedarme. También si las personas que conozco tienen algo que ver en este juego, ojala sea el destino o el azar el que nos enreda en estas historias, supongo que para todo hay un momento en la vida, es cuestión de paciencia y de suerte, que creo que también influye.Saludos. Se agradece el comentario.

Meri dijo...

Supongo que el resultado de nuestra vida es un cumulo de casualidades que se nos presentan gracias al azar y entre las cuales nosotros tenemos un pequeño margen para elegir que camino tomar segun nuestros propios gustos e intereses. Es decir, el destino quiso que os encontrarais, pero fuiste tu con tu personalidad y circunstancias personales únicas en ese momento de tu vida quien eligió dejarle entrar y que fuera el momento adecuado para ambos.

Siempre digo que cuando una historia de amor no sale según las expectativas que volvamos en ella, es porque no eran las personas adecuadas o el momento adecuado para que todo saliera bien o una suma de las dos cosas quien sabe...pues tu caso es parecido pero al contrario, erais las personas adecuadas y el destino quiso que os encontrarais en el momento justo para que hicierais crecer vuestros sentimientos.

Sea como sea bendito azar que hace que hoy vivas un dulce momento..y que sea asi por mucho mucho tiempo!

Gracias por tu visita a mi casa y por permitirme conocer la tuya!

Saludines!

zanzara dijo...

MERI: Creo que has dado en la clave, es el azar que nos deja un pequeño margen de actuación, quien nos pone las cosas delante por casualidad, y nosotros decidimos si seguimos o no. De todas formas, es curioso, un día de repente te pasa algo que te cambia para siempre. En realidad es muy emocionante, cualquier día puede ser especial.

EVA: Yo en el amor también soy muy burra, a veces porque quiero ser demasiado racional y me como la cabeza hasta decir basta y otras porque actuo o reacciono sin pensar un solo segundo, de todas formas creo que esto es lo mejor, hay que dejarse llevar de vez en cuando, no? Creo que es verdad eso que dices de que la suerte también influye, aunque yo lo de la suerte lo llevaría más a otros temas, no sé, trabajo por ejemplo..

Muchas gracias a las dos por la visita, será un placer recibiros!

Besos!!

Agatha Blue* dijo...

Aunque no a pies juntillas, creo bastante en el destino y en los malabarismos del azar... Supongo que todo pasa por algo y solo averiguaremos el porque de lo sucedido cuando "por destino" aparezca la respuesta.

Si una historia de amor no salió bien, es que una mejor nos está esperando.

Gracias por la visita!!! Te agrego a mis lincks.

Un abrazo,

Agatha Blue*

zanzara dijo...

Agatha Blue: Me ha encantado eso de "todo pasa por algo y solo averiguaremos el porque de lo sucedido cuando "por destino" aparezca la respuesta", porque aunque no responde directamente al porqué de las cosas que nos ocurren, deja abierta otra puerta de "destino o azar" para que alguno de ellos nos den la respuesta. En lo de que si una historia de amor sale mal es poruq eespera una mejor estoy totalmente de acuerdo, al menos a mí me ha pasado!

Muchas gracias por tu visita y vuelve cuando quieras.

Besos!!

Yo, cuando aprenda a hacerlo (este mundillo y yo vamos poco a poco), también te agregaré!

La interrogación dijo...

Pues a mi sí me parece que el azar tenga algo que ver. Mis relaciones amorosas duraderas han sido producto de circunstancias especiales que no siempre se daban y cuando estaban todas juntas, zas, conocía a alguien.

Paco Melero dijo...

Uff, el destino... Difícil cuestión. A mí me pasó algo parecido con la que ahora es mi mujer. Yo creo que sí, que estábamos predestinados, puesto que muchos fueron los factores que se sumaron para que llegáramos siquiera a conocernos. Y ahí estamos... y creo que no podría haber sido de otra forma.

tmc dijo...

Se han puesto tan profundos que yo he decido quedarme en la superficie,jajaja.
Yo creo que las cosas pasan y punto.Hay muchas cosas a las que no les busco explicación,ya sean buenas o malas;simplemente pasan(por supuesto,mejor si son buenas y nos hacen felices).
Cuando uno se para a analizar su vida,cosa que creo hacemos todos,yo veo 50% de casualidad y 50%causalidad;por lo menos esa es mi vida.Las casualidades...no las controlamos,pasan y punto,pero otra parte la decidimos nosotros.Somos nosotros los que tomamos las decisiones y los que aprovechamos o no los momentos.
Lo mejor;saber aprovechar las oportunidades que nos da el destino,ver el lado positivo de las cosas y poder caminar firme por estos senderos sinuosos pero llenos de flores.
Besos a todos y encantada de conocerles.

zanzara dijo...

LA INTERROGACIÓN y PACO MELENERO: Yo también creo que las cosas pasan por azar o por destino, lo que no sé es cuál de las dos ifluye más. AUnque estoy empezando a creer que siempre están las dos juntas.

TCM: ¿Tú analizando? No me locreo, jajajaja!!! En serio, es verdad que somos nosotros los que aprovechamos los momentos y oprtunidades que se nos presentan o no. Pero la cuestión es si esos momentos u oportunidades se nos presentan por casualidad, por azar o por destino, aquí está el asunto...
En fin, me da que esta es otra historia de la que mejor hablar en nuestra cena pendiente :)

Mil besos y gracias por los comentarios a todos!!

Nosotras mismas dijo...

Pasaba a saludar.

Besos

zanzara dijo...

Bienvenida nosotras mismas!
Pásate cuando quieras.

Mil besos!!

Glory dijo...

que bonita historia!!!

el destino es culpable siempre, para lo bueno y lo malo, siempre...

besos

zanzara dijo...

Me alegro de que la historia te parezca bonita, glory, la verdad es que a mi me parece preciaosa, aunque, claro, qué voy a decir yo si es la mía! (esto es como los hijos, el de cada uno es el más guapo jeje!)

Muchas gracias por el comentario, vuelve cuando quieras!

Mil besos!!

Luna Carmesi dijo...

Bendita entrada he encontrado!
Felicidades por tus palabras y por lo expresado.
Hay quien no vive aún para nuevos compromisos.
Supongo que será evolución de una misma. Ya veremos.
Besos.

zanzara dijo...

Muchas gracias luna carmesi, por tu felicitación y sobre todo por la visita!

Supongo que sí, que es cuestión de evolución, pero de todas formas, lo mejor de estas cosas es que suelen llegar cuando menos te lo esperas y cuando ni siquiera una misma sabe que es el momento oportuno, o aún creyendo qeu o lo es, como me pasó a mí!

Mil besos y vuelve cuando quieras!

Belén dijo...

Anda que no es complicado... yo a veces creo que el destino es azar también de por si... así que imagina!

Un beso guapa, gracias por la visita a mi blog, pásate cuando quieras!

:))))

zanzara dijo...

Belén: Al final va a resultar que todo se reduce a eso, a que el destino es azar en sí mismo.... En fin, siempre me han gustado estas cosas sin solución...

Muchas gracias por pasarte por aquí, vuelve siempre que quieras!

Mil besos!!

Verónica Wong dijo...

Gracias por el consejo. Desgraciadamente las cosas del pasado que nos preocupan son las malas, las buenas nos agrada recordarlas.

Por cierto, yo soy una fiel creyente del destino.

Me ha gustado mucho tu blog.

Un saludo.

zanzara dijo...

Gracias por la visita, verónica wong! Me alegro de que te guste el blog :) y pasa por aquí siempre que quieras!!
Las cosas que nos preocupan son las malas, es verdad, pero no debemos darles más importancia de la que verdaderamente merezcan, ni olvidar que forman parte del pasado, aunque vuelvan sin avisar.

Mil besos!

Colores dijo...

Nunca se bien qué pensar cuando se habla de azar o destino...
Hoy te voy a decir que creo que es el destino el que interfiere constantemente... que nos junta en determinado momento y lugar, que nos separa... y que todo tiene una razón de ser, nada sucede porque sí.
Uy, este post me trajo muchos recuerdos! De mi marido y cuando nos conocimos (también en la facultad sólo que yo lo veía siempre y él ni me junaba como hasta un año después) pero también me vinieron recuerdos de tantos otros que pasaron por mi vida y dejaron sus marcas...
besos!

zanzara dijo...

COLORES: Yo sigo sin saber si es destino o azar, de lo que nome queda duda es de que nada paza porque sí, todo tiene una razón.

Besos!!