miércoles, 24 de octubre de 2007

Para siempre....¿?

Hace días que vengo dándole vueltas a la cabeza..... ¿Qué es exactamente lo que hace que queramos pasar el resto de nuestra vida junto a otra persona? ¿Qué nos hace estar seguros de querer -casados o no- estar siempre al lado de alguien?


Siempre he oido que el amor no es más que cuestión de química, de olores, de sensaciones y reacciones imperceptibles, pero ¿es esto amor o sólo el enamoramiento de los primeros tiempos?

En cualquier caso, mi pregunta va un poco más allá. Existe algo que nos hace elegir a alguien, algo que nos hace querer, desear por encima de todo, estar junto a la persona en cuestión toda la vida. Hasta aquí bien, pero, ¿ese algo es sólo amor? y, si así fuera, ¿basta con el amor para que todo salga bien, para que dure toda la vida?

Todo esto viene porque, de un tiempo a esta parte, a mi alrederor han cambiado muchas cosas. Cosas que para mí eran fuertes, robustas e indestructibles, se han desvanecido como castillos de naipes en un instante. Al principio te quedas tan sorprendido e incrédulo que hasta se te escapa una risilla de nervios, cómo no, en el momento más inoportuno.

Después, cuando no hay duda de que todo es cierto, lo primero que me pregunto es de qué está hecho eso que nos une al otro. Debería ser algo muy fuerte, que aguanta muchos golpes, muchos reveses, pues se le supone duración eterna y no siempre todo va bien. Pero no es así. La realidad es que se rompe, o se acaba... Y por qué. Cómo. ¿Es en un momento o es algo que ocurre poco a poco?... ¿Se rompe por sí solo?..... ¿Tiene fecha de caducidad y es el tiempo quien lo destruye?..... ¿Son nuestros cambios los culpables, o nuestros miedos e inseguridades, o es que quizá nosotros voluntariamente damos al traste con lo que se suponía nuestro mayor deseo? Puede que solo el amor no sea suficiente....

Pero, ¿quién manda en los momentos malos la cabeza o el corazón?

21 comentarios:

tmc dijo...

Se me ocurren tantas respuetas a tantas preguntas...que no sé ni por donde comenzar.
Partiendo de la base de que no pensamos igual...yo paso a la parte científica...pregúntale a tu padre,jajajaja.
Mi modesta opinión:en el universo no creo que exista la eternidad,por lo menos en el que me rodea a mí.Es bonito pensar que sí,incluso luchar por ello;eso tiene mucho mérito.
Del amor y demás...mejor léete el "El Banquete".
Besitos.
PD:creo que tambien es importante tener en cuenta que el concepto de amor de unos no es el mismo que en otros(¿recuerdas lo de amar y querer?)

tmc dijo...

Ves como no cuesta nada escribir en un blog?
Me gusta mucho que pongas cosillas,entretienes mis ratos.

lamichi dijo...

Uff zanzara...vaya tema!!..hay mucho escrito al respecto, pero supongo que solo uno mismo tiene las respuestas a todas esas preguntas.
La comodidad, el miedo, el amor, el desamor,el aburrimiento....a saber qué es lo que hace que dos personas estén juntas.
Supongo que nadie quiere acabar sus días solo, sin nadie alado que le cuide y eso influirá tambien,digo yo.
No sé...

Un besote

damitreparole dijo...

Bufff, difícil, muy difícil. Yo, tengo varios puntos de vista. Primero, el orgánico. Una de mis mayores desilusiones en segundo de carrera al estudias neuroanatomía, fue descubrir que el cerebro a un núcleo encargado de controlar cada emoción químicamente. Hasta hay un núcleo de la responsabilidad!!! Todo un área para el placer o las cosas que nos resultan agradables. Eso quiere decir que todo es química y que si esos núcleos se destruyen, seremos iincapaces de sentir esas emociones...
luego sigo que tengo curro...

zanzara dijo...

Gracias por visitarme, lamichi!

En realidad estoy de acuerdo contigo, cada uno tiene sus respuestas. Pero he llegado a la conclusión (no sé si acertada) que el amor no basta, que la vida nos cambia, aunque en esencia seamos los mismos. Cambian nuestras metas, nuestras ilusiones, nuestra forma de ver la vida en general y eso hace que de pronto te descubras viviendo con un extraño con el no compartes nada. Lo cierto de todo esto, es que me da miedo...

zanzara dijo...

Anda!! Mil gracias, tmc, eso de que entretengo tus ratos me ha encantado, es un honor!

Yo no sé si en mi universo existe la eternidad, pero yo lucho por ella cada día y eso es lo que más me satisface, saber que todos los días quiero hacer algo para que mi vida sea siempre como ahora, hacerlo y ver como "él" hace lo mismo. Con eso soy feliz.

Pero es que no entiendo cómo alguien que se casa con las mismas ilusiones que tenía (y tengo) yo puede cambiar tan rápidamente, en tan poco tiempo.... en fin, esto da para mucho...
A lo mejor todo se resume a lo que dice damitreparole, a la química pura, pero, en ese caso, ¿tendremos nosotros algo que ver en la destrucción de los núcleos? (por favor! esto suena a todo menos a amor, tienes razón es un poco decepcionante) ¿ o es que se destruyen de manera arbitraria, así como, por suerte (o por desgracia)?

En fin, que esto da para mucho, vaya temita....

tmc dijo...

Jolín,no tengo tiempo para escribir mucho,qué pena!!!
La química es totalmente demostrable,no supone mucho,así que 100%de acuerdo con damitreparole.
De todas formas,yo creo que todo el mundo,o casi todo el mundo,se casa en tus mismas condiciones de enamoramiento lo que pasa es que a veces sale bien,a veces sale mal.La vida no se acaba por un fracaso sentimental,el tren sigue visitando paises.
Ay,ay,esto mejor hablarlo con vino,jajajaja.
Besos.

damitreparole dijo...

En cuanto a los núcleos, nos pusieron un ejemplo de un hombre que por accidente, un tubo le atravesó el celebro a la altura de la frente ( donde hay núcleos de la responsabilidad y de la conducta), no se murió, pero se volvió desinhibido, se despreocupaba de los hijos, dejó de mostrar afecto por ellos y por su pareja, pasaba de todo.
De todas formas, yo creo que te emparejas por un cúmulo de causas y el amor, aunque fundamental, es solo lo básico en una pareja. Una vez asumes que quieres a alguien, comienza lo difícil: respeto, convivencia, egoismo, intereses comunes y sobretodo, tener la suerte de que ambos evolucionen paralelamente y a la misma velocidad. Si no, las líneas se separan y no hay solución.
Claro que éste planteamiento da miedo, pero no puedes evitar enamorarte por ello. Quizás, aunque nos guste la idea romántica de enamorarnos para toda la vida, deberíamos tener en el subconciente la posibilidad de varios amores temporales, de acuerdo al momento que estemos experimentando. bs

damitreparole dijo...

Además, luego están las hormonas, que condicionan todos nuestros actos. Tengan presente que las mujeres estamos diseñadas para incubar bebes y cuidarlos, por lo tanto tendemos a ser fieles y querer una pareja estable y los hombres están diseñados para tener muchas parejas, repartir cuanto mas semen mejor y fecundar todo lo que puedan. Todo ello, hormonalmente regulado. Científicamente demostrado... Esto si que es triste...

zanzara dijo...

Pues sí que es una pena, tmc, aunque bien pensado, mejor, así dejamos la conversación para acompañar al vino.

En cuanto a lo de la química, yo también estoy totalmente de acuerdo, además, está demostrado, con lo que no se puede decir nada en contra.
Yo no digo que un fracaso sentimental sea el fin de la vida, claro que no, pero a lo que me refiero es a lo que ha dicho damitreparole. A ver: te enamoras por lo que sea, por ese "algo" indescriptible, pero después llega, como ella dice, lo más complicado y lo que, en mi opinión, hay que cuidar e intentar mantener tanto como el amor, el respeto, la convivencia, no ser egoísta, la capacidad de comprensión y de ceder por el otro, la comunicación, los intereses comunes y sobretodo, tener la suerte de que ambos evolucionen paralelamente y a la misma velocidad (claro que esto último o se tiene o no, no podemos hacer evolucionar a nadie a nuestro ritmo, ni al revés).
Pero, en realidad, esto de la evolución paralela me parece super importante y creo que es una de las causas que hace que las cosas no funcionen y de que las líneas se separen sin solución, sobre todo porque creo que con la evolución de cada uno van unidos los intereses, las metas, en definitiva, la visión de la vida que cada uno tenemos y que nos hace, entre otras cosas, ser como somos.
Lo que no alcanzo a entender es cómo todo esto puede cambiar tanto en tan poco tiempo para hacer que la gente se separe tan deprisa. No sé, se supone que cuando te casas sabes con quién lo haces, cómo es, cuáles son sus intereses, etc...
El diseño hormonal, junto con la química y el ejemplo alucinante de damitreparole, es impresionante, pero sobre todo es deprimente porque quizá contra eso no podemos luchar.....

CONCLUSIÓN: Mejor con una copa.

Bs

zanzara dijo...

Todo esto añadido a que me da la impresión que la gente hoy en día no lucha por otro como antes, sobre todo cuando ese otro es la persona que se supone que amas con locura, la que quieres que te acompañe de por vida (aunque en el universo no exista la eternidad).

No sé, quizá es por deformación profesional o porque me impresionan y me sorprenden las cosas cotidianas más de lo que pensaba, pero creo que ahora por cualquier problema se va todo al traste....
Y que conste que, obviamente, no digo que haya que aguantarlo todo como si fuera una condena, pero luchar por lo que uno quiere sí, sobre todo cuando de entrada sabemos que convivir no es fácil...

lamichi dijo...

Sabes qué pasa? que ahora hay autonomía económica, libertad...etc.
Las mujeres estudiamos, trabajamos, ganamos dinero y no queremos vernos relegadas al terreno de " ser incubadoras".
Y eso hace que a la mínima..." ahi te quedas chato". Y no digo que seamos nosotras sólo las culpables, pero creo que éste hecho es la gran diferencia con la generación de nuestros padres.
Mi madre por ejemplo ( como muchas), 9 hermanos, de pueblo, con 16 a servir a la ciudad, con 25 casada, con 29 madre....pero claro, no conocían más...el hombre proveía y ellas le mantenían comido, vestido y atendido. No sacrificaban nada por ser madres, porque no conocían otras posibilidades, con lo cual, se llenaban de conformismo y ganas de ser esposas, amas de casa y madres perfectas. Por eso , hace unos pocos años hubo tantas separaciones de gente ya mayor...vieron que había otras opciones.
Pero lo que a mi me asombra, es que hoy todos/as queremos se entendidos, que nuestras necesidades emocionales se satisfagan, necesitamos conversar de nuestros problemas, un beso, un abrazo, pero y ellas/os?¿?¿ estos matrimonio de 60-70 años que en su vida han hablado entre ellos de sus sentimientos, de sus anhelos, de si me gusta que me toques aqui, o no me gusta aquello.?¿?¿...cómo han vivido tantos años con esa castración sentimental y emocional??? ...me alucinan estos temas...y podría estar hablando de ellos 8 días seguidos jajaja...
un besoteee

tmc dijo...

Yo creo que soy de esas egoístas que no emplearían demasiado tiempo,ni mucho sacrificio en salvar una relación.Tal vez sea porque el concepto de amar,amor,querer...o como demonios lo quieran llamar no es el mismo.
Estoy de acuerdo en la que ha dicho lamichi,la independencia de la mujer ha influído mogollón en la toma de decisiones,tengo el ejemplo en casa.
PD:todo esto mejor con vinoooooooo.

zanzara dijo...

Seguramente lamichi y tmc tengan razón en que la independencia de la mujer ha influido mucho en estos temas, ha sido la liberación de tomar decisiones por una misma y de no tenr que aguantar nada que no nos satisfaga. Y es verdad, todas esas relaciones de las generaciones anteriores dan para mucho.
En fin, lo único que se me ocurre es, como ha dicho lamichi, que las respuestas sólo están en cada uno de nosotros y quizá por eso no podemos dar una común.

Gracias a todos por comentar. Besos!

zanzara dijo...

Mira, tmc, tú serás egoísta en estos temas hasta que dejes de serlo, y si no, al tiempo!

damitreparole dijo...

Todas tenemos razón, supongo que la mujer ha evolucionado y que en la decisión de luchar por una pareja influyen muchos factores. De todas formas, yo soy de las románnticas que luchan hasta decir no puedo más! solo así me siento tranquila conmigo misma. Lo importante es ser feliz... bs

tmc dijo...

Ahí has dado en clavo damitreparole(jolín,que largo pa´escribirlo).Lo importante es ser feliz y volvemos al punto de partida...la felicidad no es para todos lo mismo,o sí?
Beshitos nenas.

zanzara dijo...

Pues sí, hemos vuelto al punto de partida y es verdad que lo importante es ser feliz y también que cada uno entiende la felicidad a su manera. Pero a mí me sigue intrigando cómo las cosas se esfuman en un momento (te acuerdas lo que hablamos añoche damitreparole, lo de que pasa en un momento pero para dar el paso hace falta tiempo).... En fin, esto es lo que hay, y cada vez más...

P.D. Yo soy como tú, damitreparole, hasta que no puedo más, y tú bien que lo que lo sabes que lo has sufrido conmigo!

Mil besos!

damitreparole dijo...

Pues sí que hemos sufrido, sí. supongo que habrá servido de algo, aunque por mi parte, me lo hubiera ahorrado todo.
Oye, que sigo sin saber como poner una foto en mi perfil y si me enseñan cambio mi firma por una mas corta, eh? bsss

babynenita dijo...

jejjejej, fijaté por dónde me planteaba yo algo muy parecido en mi blog.

Soy nueva por tu blog, pero me ha parecido muy interesante. Volveré si no es molestia.

Muchos besossss

yogurin dijo...

Puede ser por mil cosas. Cada pareja seguramente se rompa por una cosa distinta, pero en el fondo todas por la misma.

He dicho todo y no he dicho nada :D